I

 

Levanté una roca en el camino

y encontré a Dios

en forma de cangrejo.

 

Celebramos

hasta la madrugada

iluminándonos.

 

II

 

Dicen que en los incendios

y los terremotos

a Dios le gusta aparecerse

en forma de árbol histérico.

 

III

 

En un buen poema eléctrico,

 

lleno de medusas.

 

IV

 

En el jardín del vecino

siempre hay un movimiento:

 

humo alejándose borracho.

 

 

V

 

Se me apareció hace mucho tiempo

en un sueño lúcido,

 

tenía un pararrayos

y su amor por los niños era,

si acaso,

más sincero.

 

 


Daniel Medina Rosado nació en Mérida, Yucatán, México en 1996. Es Poeta. Editor y fundador de la revista literaria Bistró. Estudiante de Literatura en el Centro de Educación Artística “Ermilo Abreu Gómez”. Poemas suyos han sido publicados enVagón de Ostras, Cinosargo, Metapoesía, Morbífica y Monolito. Obtuvo el IV Premio Nacional de Poesía Joven “Jorge Lara” 2014, y el Concurso de Cuento breve y Poesía (INBA-CEDART) “100 años de letras mexicanas”.

Anuncios